The Last Trace
Foro en construcción, no toques mucho las pelotas.

[EVENTO 1] La delgada línea entre el final y el principio. Un nuevo mundo. Los Vrillits

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[EVENTO 1] La delgada línea entre el final y el principio. Un nuevo mundo. Los Vrillits

Mensaje por Amo y Señor del Universo el Mar Feb 23, 2016 9:41 pm


EVENTO I

La delgada línea entre el final y el principio. Un nuevo mundo. Los Vrillits.


- Quizás faltó disciplina... - Una mirada se tensó fugazmente, Tamte estaba nervioso, sabía que las consecuencias de su experimento atormentaban a todos los presentes. - Eran salvajes, usaban la libertad como excusa.

- Este... Jueguecito tuyo nos ha costado demasiado tiempo. - Emergiendo del final de la mesa, su voz era áspera, clavando estacas en el arrepentimiento del investigador. - Esos malditos Restlas se han instalado ya en Westmount y tanto drakaras como podus se han unido a ellos, es solo cuestión de tiempo que invadan todo Moounsa. - Los ojos de todos estaban clavados en la mesa, apesadumbrados, preocupados y temerosos. - Sin apoyos no podremos defender Weliran, será nuestro ...

- ¡Silencio! - En el otro extremo del entablado, un incorpóreo fluctuaba camuflándose entre las sombras, dejando ver tansolo tres brillantes puntos violetas que formaban los vertices de un triángulo. - Debemos apresurarnos, de nada vale lamentarnos. Ahora mismo Knathos está en las montañas del este, traerá consigo un ejército de gránides. - Los ecos de sus palabras hacían que sonara como una cacofonía, aquella especia no estaba diseñada para las conversaciones en la lengua común.

- ¡Desecharíamos a unos bárbaros para contratar a otros!. - El enfado de Tamtos había conquistado su nervio. - Ningún gránide pasará por Eférida sin saquearla y arrasarla, no tienen ningún aprecio por las líneas.

- No queda otra alternativa. - Tharsco se levantó de su asiento. Su enorme estatura le hacía encorvarse para no chocar con las lámparas que inundaban el techo como nubes. - Knathos traerá al ejército y vosotros os encargareis de que ningun Restla vuelva a pisar Moounsa. ¡Así he hablado, mi voz como gobernador de Eférida sea escuchada!


- · -· -





  Nadie habla, nadie come, nadie duerme. Una vigilia perpetua en una sociedad que sabe que se consume. La luz es cada vez menos intensa, la noche parece gobernar sobre el día, sofocando las fuerzas del sol y el sentido de la vida se pierde entre la infinidad de ruinas que pueblan la tierra.
Pocos son aquellos que se aventuran a la curiosidad, que se permiten pensar, para ellos la preocupación es su principal ocupación. En un estado de auge mental observan la decadencia de aquellos que les rodean, sumidos en una glutinosa armonía. Cadáveres adornan las aceras y vivos esperan pacientemente a que todo se acabe.

Sus ojos observaban como se apagaba la vida, impotentes, ilusos. Sin embargo un hálito calmaba las mentes de aquellos sumidos en las líneas. Una luz los guiaba, lentamente, a lo que ellos sabían que era el final. Pero el final parecía tan cálido y vivo...

Raistsey vagaba sin rumbo, oteando las hileras de muertos, grabando cada rostro en su memoria, cada fin en su principio y cada alma en su corazón. Aquellos días estaban destrozando la poca estabilidad mental que la joven noruega ostentaba. Los delirios nocturnos eran cada vez más habituales, en su medida a causa de la inexistencia del día. Su mundo se tornaba del crepúsculo a la noche en un ciclo que hace ya mucho dejó de saber lo que duraba.
La brisa que recorría su mente la ayudaba a mantener la calma y a olvidar... A olvidar todo lo que había hecho, todo lo que había aprendido, todo lo que ella era. Sus pensamientos se entregaban a la memoria de los caídos y a las líneas. Pasaba las horas dibujándolas, buscando un sentido que parecían no tener. Pero ella no desistió, no podía perder ante el silencio, y luchó. Se abrigó en la pequeña luz que brillaba en un rincon de su mente. Cada día la ansiaba más y aborrecía la realidad.
Fue entonces cuando la encontró. El destello al mirarla fijamente hizo que no pudiera ver, que no pudiera sentir, y se sumergió en su calor.

La siguiente vez que abrió los ojos no podía comprender donde estaba. Se sentía más viva que nunca, sentía la luz, que ansiaba, como parte de ella y la brisa se hacía tangible. Sin embargo, estaba rodeada de enormes árboles cuyas ramas ocultaban el cielo y la reducida distancia entre ellos hacía que estuviera completamente desorientada.
Por primera vez en su vida, se sentía completamente agusto.

Amo y Señor del Universo
Admin

Mensajes : 17
Fecha de inscripción : 10/12/2013

Ver perfil de usuario http://thelasttrace.ipbfree.es

Volver arriba Ir abajo

Re: [EVENTO 1] La delgada línea entre el final y el principio. Un nuevo mundo. Los Vrillits

Mensaje por Markweell el Vie Feb 26, 2016 12:18 am

"El mundo ha cambiado. Lo siento en el agua. Lo siento en la tierra. Lo huelo en el aire. Mucho de lo que era, se ha perdido….’’
Mi mente me recuerda constantemente la primera frase de la que fue, mi película favorita en la adolescencia.
El caos es el nuevo dueño de las poblaciones. La tensión por la falta de recursos generaban disputas. El hambre y el frio son la principal causa de muerte en la actualidad. Acostumbrados a la comodidad y la monotonía de una vida tranquila, pocos son los que sobreviven al cambio.
El hedor de la carne en descomposición inunda los principales núcleos de las ciudades
Parece ser que no queda otra, es nuestro fin. Ahora que está pasando recuerdo como de joven me gustaba fantasear acerca de cómo sería el final de la raza humana: muertos andantes, guerras mundiales, meteoritos gigantes…
¿Quién podría imaginar que éramos un juego fallido entre dioses?, es más, ¿Qué ingenuo y desgraciado dios vaciaría sus esperanzas en una pobre raza de lerdos como éramos los humanos?
Hace ya varios meses desde que deje de la tranquilidad de la montaña. No podía seguir ajeno al mal que se nos viene encima.
Mi dominio del estado gaseoso ha ido en mejoría, cada vez me resultaba más fácil manipular las masas de aire aunque el único uso que le he dado es mantener alejada la insoportable peste que desprenden las poblaciones.
Sin lugar fijo donde dormir, la meditación y la concentración que durante mucho tiempo entrené me ayudan a sobrellevar el hambre y el frio. Paso las horas adentrado en los más recónditos rincones de mi mente, buscándole sentido a la línea, la larga y oscura línea que parece no tener fin. El día y la noche son cada vez menos fiables para medir el tiempo, algunos días duran pocas horas, y otros pueden durar demasiadas, o eso es lo que percibo. Creo que estoy perdiendo la noción del tiempo. Hace ya mucho que no encuentro alguien vivo con el que poder hablar, siento que me estay volviendo loco.
La rutina y la monotonía están acabando con mi ánimo. Cada vez tengo menos ganas de luchar contra lo inevitable…
Fue entonces cuando conseguí ver algo distinto en la línea, un brillo en la oscuridad, una luz al final del túnel. Si me ha llegado el final ya es algo que me da igual. Corrí hacia ella y mientras me acercaba, el calor y la felicidad me llenaban. Estaba listo para partir, ha sido una buena vida.
Algo me saco de mi estado de concentración, abrí los ojos y todo era distinto, el calor y la felicidad no se había ido, me notaba fuerte y descansado de nuevo. Tenía ganas de saltar, correr, trepar a los arboles…
La euforia hizo que tardara en darme cuenta donde estaba, una especie de bosque gigante me rodeaba…
¿Cómo coño he llegado yo aquí?

Markweell

Mensajes : 2
Fecha de inscripción : 23/02/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [EVENTO 1] La delgada línea entre el final y el principio. Un nuevo mundo. Los Vrillits

Mensaje por Jack None el Mar Mar 01, 2016 1:43 am

La vida, si seguía siendo vida, se había vuelto un horrendo cuento de miedo. La sangre, los muertos, el olor... Ni siquiera sé porqué motivo continuaba allí, vagando en busca de un cigarrillo, o algo para comer. Por suerte encontré un poco de las dos, pero era lo mismo de cada día, o noche, o yo que sé qué era ahora. Nadie tenía reloj, y si lo hacían entonces no funcionaba, aunque de todas formas era inútil intentar contar el tiempo era una manera para el ser humano de sentir que tenía control sobre algo, que no todo en este mundo está para desaparecer.
El caso es que estaba comiendo no quiero recordar qué porquería, con medio cigarro apagado en la oreja, cuando vi un destello. Tal vez eso no sea exacto, pero no se me ocurre mucho más. Una luz brillante que inundaba mis sentidos, que me envolvía y me trataba con cuidado, una cosa extraña verdaderamente.
Entonces, cuando abrí los ojos, o eso creo que hice, toda la calle y la gente y el ruido a mi alrededor habían desaparecido, y yo me encontraba en una especie de lugar verde y vivo que solo había conocido en la televisión. Estaba un poco mareado, desorientado, pero me sentía bien y era extraño, dado el horror que estaba viendo hace un momento.
Una sonrisa se extiende por mi rostro inevitablemente, un estúpido grito de alegría suena por mi garganta y aunque tengo ganas de saltar y me invade un profundo sentimiento abraza-árboles me contengo, encendiendo con los dedos el cigarrillo que aún tengo y respirando despacio para tranquilizarme.

-¡Eh! ¿Alguien me oye?

No tenía ni idea de qué pasaba, qué era ese lugar ni porqué yo había acabado aquí, pero tampoco tenía interes, solo quería sentirme asi de bien cada día... Sin pensar en mi hija como lo hace un padre cuando entierra a su propia descendencia.
avatar
Jack None

Mensajes : 2
Fecha de inscripción : 22/02/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [EVENTO 1] La delgada línea entre el final y el principio. Un nuevo mundo. Los Vrillits

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.